Crisis de los refugiados sirios

0
275

En mi artículo anterior os hablaba de uno de los conflictos más cruentos de la actualidad: la Guerra Civil de Siria. Hoy vamos a tratar la principal consecuencia de esta guerra, la profunda crisis de refugiados, su situación a nivel legal, y la actuación y respuesta de Europa ante esta crisis migratoria y humanitaria.

La Tierra, un mundo en movimiento

Desde los primeros homínidos que salieron de África para expandirse por el resto de rincones del planeta hasta la actualidad, el ser humano no ha dejado de moverse por toda la geografía y los continentes. Estas primeras migraciones se dieron por cuestiones climáticas para conseguir mejores recursos con los que subsistir. Las causas de los desplazamientos se han vuelto cada vez más complejas: por razones políticas, económicas, religiosas o culturales.

Flujos migratorios de finales del s.XX
Flujos migratorios de finales del s.XX

La transcendencia de las migraciones alcanzó su culmen con las dos guerras mundiales y con el enfrentamiento entre el capitalismo y el comunismo durante la Guerra Fría. Una inmensa cantidad de gente tuvo que desplazarse forzosamente de sus hogares para buscar zonas seguras dónde poder vivir. Un dato a tener en cuenta: solamente durante la Segunda Guerra Mundial se ha calculado que había 50 millones de desplazados. Este es el punto de partida del instrumento jurídico para la defensa de los derechos de los refugiados.

¿Qué es un refugiado?

Tras la Segunda Guerra Mundial se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1948 y la Declaración de los Derechos Humanos. Seis años después de la guerra surgió la Convención de Refugiados de Ginebra (28 de julio de 1951). Más tarde, en 1967, se añadió un protocolo con una validez universal y no solo para los refugiados de la Segunda Guerra Mundial. La Convención determina quién es un refugiado en su artículo nº 1: “Toda persona que debido a un temor fundado de persecución por motivos de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social particular o en razón de sus opiniones políticas, se encuentra fuera del país cuya nacionalidad posee, y que no puede demandar la protección de éste o en razón de estos temores fundados no la quiere demandar”. Además también establece que los refugiados pueden solicitar protección internacional y asilo en otro país. Se incluyen los derechos básicos de los mismos así como sus obligaciones.

A la izquierda refugiados de la II Guerra Mundial. A la derecha refugiados actuales.
A la izquierda refugiados de la II Guerra Mundial. A la derecha refugiados actuales.

¿Es lo mismo un refugiado que un inmigrante económico? No. Es necesario saber con precisión cuáles son las diferencias entre ambos términos. Un inmigrante económico decide desplazarse con el objetivo de mejorar sus vidas y las de sus familias, mientras que un refugiado se ve obligado a huir de su país de origen por el poder de tercenas personas para continuar manteniendo su libertad y conseguir salvarse.

Otro punto a tener en cuenta es que solamente se considera a una persona refugiada cuando ha traspasado las fronteras de su país, si aún permanece en él la legislación internacional, referente a los derechos de los refugiados, no le protege y es considerado simplemente como desplazado.

Respuesta de la Unión Europea

Recomiendo la lectura de mi anterior post en el que trato con más profundidad la Guerra en Siria iniciada en marzo de 2011. Algunas cifras importantes a tener en cuenta: Siria es un país de 23 millones de habitantes y los últimos datos apuntan a que la Guerra ha dejado alrededor de 300.000 muertos, unos 6,3 millones de desplazados internos y casi 5 millones de refugiados sirios que buscan iniciar una nueva vida en los países limítrofes a Siria como Jordania, Líbano, Turquía o Irak. Es decir que casi el 25% de la población es refugiada, lo que supone el mayor drama migratorio en la historia reciente de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Datos de ACNUR sobre los refugiados sirios en 2015.
Datos de ACNUR sobre los refugiados sirios en 2015.

¿Cuál ha sido la respuesta de la Unión Europea? En un primer momento Alemania y Francia fueron los dos únicos países que ejercieron una presión hacia los estados miembro para que aceptaran una cuota obligatoria de refugiados, en concreto 160.000. Sin embargo, varios países se negaron a aceptarlo. Desde mayo de 2015 ha quedado demostrado la incapacidad de Europa para hacer frente a esta crisis migratoria. Según los últimos datos que he podido encontrar, a fecha de febrero de 2017, solo un 7% del total de refugiados han sido repartidos entre los Estados miembro (11.966).

Acuerdo UE-Turquía

A pesar de que Europa es el continente más rico del mundo, parece ser que la cuota obligatoria de refugiados (que supone el 0,15% de la población europea de 500 millones de habitantes) es demasiado. Por ello pidieron ayuda a Turquía y el 18 de marzo de 2016 se firmó un acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para regular el asentamiento y tránsito de refugiados.

Acuerdo UE-Turquía, también conocido como "acuerdo de la vergüenza"
Acuerdo UE-Turquía, también conocido como “acuerdo de la vergüenza”

 ¿En qué consiste el llamado “acuerdo de la vergüenza”? Consiste en que aquellos refugiados que lleguen a las costas griegas y cuya solicitud sea denegada serán expulsados de forma inmediata a Turquía, así como los que lleguen pero no pidan asilo y también los que sean interceptados en el Mar Mediterráneo. Las previsiones del acuerdo fijaban un plazo de entre 3 y 15 días para resolver las solicitudes. La realidad es totalmente distinta. Las leyes son demasiado lentas y actualmente hay alrededor de 62.000 migrantes que están atrapados en Grecia. Además los que llegaron antes de que entrase en vigor el acuerdo no pueden ser deportados, sin embargo sus solicitudes aún no han sido resueltas. Más de lo mismo. A cambio de cada migrante expulsado de Grecia a Turquía la UE se compromete a coger otro desde Turquía a la UE. Se crea así un intercambio, un mercado de refugiados. Lo más preocupante es que tiene que ser sirio y hay un límite: 72.000. En definitiva la situación es la siguiente: se les expulsa de Grecia independientemente de su país pero los admitidos al Viejo Continente solo pueden ser sirios, además no hay un tope para las expulsiones pero sí para el número de acogidos.

Los refugiados que permanecen en Grecia no se encuentran en campos de refugiados, sino en asentamientos improvisados. Es importante que realice esta puntualización porque sería la primera vez que volverían a aparecer campos de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuál es la diferencia entonces? Básicamente que el ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), del que trataré más adelante, no cuenta con los permisos legales del Gobierno para su instauración. Por esto, hablamos de un asentamiento improvisado debido a las pésimas condiciones de este. Es por ello que en los medios de comunicación aparecieron durante los meses de invierno una cantidad de noticias sobre cómo estaba afectando la ola de frío a los refugiados en Grecia. Para aquellos que quieran saber más sobre las duras condiciones de los refugiados en Grecia os recomiendo la siguiente noticia de un periodista de Amnistía Internacional en la que recoge los testimonios de varios de ellos: http://elpais.com/elpais/2017/02/08/migrados/1486576149_720898.html

Problemas y críticas del acuerdo

Uno de los problemas de este acuerdo es la cantidad de incoherencias dadas entre lo que ha dicho el Consejo Europeo y lo que aparece reflejado en el documento legal. Un ejemplo es que el C.E. afirma rotundamente que cada caso se va a estudiar de forma individual y que no se van a llevar a cabo expulsiones colectivas. Declaraciones que contrastan con el siguiente texto: “Por último, habría que adoptar medidas para el transporte a gran escala desde las islas a Turquía”.

Por otro lado el acuerdo UE-Turquía estaría incumpliendo el Convenio de Ginebra de 1951. Su artículo 33 establece la prohibición a los estados europeos y no a reubicar a personas a aquellos países cuya seguridad esté amenazada. Desde esta perspectiva Grecia no estaría cumpliendo con la Convención de Ginebra al expulsar a refugiados a Turquía a pesar de que Grecia haya reconocido a Turquía como país seguro. Precisamente por eso ha sido denunciada constantemente por distintas organizaciones como Amnistía Internacional y ACNUR porque se está infringiendo el principio de no devolución al devolver a personas sirias a su país de origen. Además, existen numerosas dudas de si Turquía es un país seguro por el fallido Golpe de Estado de julio de 2016 y por la posterior represión por parte del gobierno de Erdoğan.

Criminalización de los refugiados

Debido a la crisis económica y financiera en 2008 Europa ha tomado distintas medidas de austeridad que han provocado, entre otros efectos, una profunda crisis de los valores de tolerancia. Habría que preguntarse: ¿Cuál es la causa de actitudes hostiles hacia los refugiados? La respuesta es el papel que juega el miedo y las percepciones.

Flujos migratorios de refugiados sirios por Europa
Flujos migratorios de refugiados sirios por Europa

Desde el ámbito de la criminología han aparecido diferentes teorías para explicar el papel que juegan las percepciones negativas. Una de ellas es la Teoría integrada de la amenaza (Stephan y Renfro) que viene a afirmar que existe una percepción de competición entre el endogrupo y el exogrupo por diferentes recursos como el empleo, la educación, sanidad, etc. Los distintos estudios basados en la citada teoría llegan a la misma conclusión: la percepción de amenaza tiene su origen en un suceso negativo con el exogrupo que explicaría la existencia de una “criminalización simbólica sobre los refugiados”. Los medios de comunicación poco ayudan pues transmiten un mensaje distorsionado, con un carácter alarmista y etiquetando a todos los refugiados de peligrosos y delincuentes.

Los atentados terroristas del ISIS ocurridos en Europa desde el año 2015 con el atentado a la revista satírica “Charlie Hebdo” en Francia han provocado el fortalecimiento de una corriente xenófoba que criminaliza a los refugiados. Relacionado con lo anterior, esta hostilidad hace que los refugiados que intentan llegar a Europa sean vistos como una amenaza, situación que se ha visto incrementada por la distorsión de los medios de comunicación. El crecimiento de la corriente anti-refugiados ha sido aprovechada por los partidos de ultraderecha para ganar apoyos como por ejemplo: el Frente Nacional (Francia), el Partido Nacional Democrático Alemán, Amanecer Dorado (Grecia), el Partido de la Libertad (Holanda), el Movimiento por una Hungría Mejor, la Liga Norte (Italia) o el Partido de la Independencia (Reino Unido).

———————————————————————————————————-

Nos encontramos ante una crisis humanitaria notable. Ha quedado claro la incapacidad de reacción de los Estados miembro ante una crisis predecible. Desde mi punto de vista la solución no tiene cabida con el tratado de la UE con Turquía, que bloquea la movilidad de los refugiados y los envía de nuevo a sus países, ni en las políticas intolerantes y xenófobas como el barco C-Star del grupo de ultraderecha “Denfend Europe” que se encuentra en las aguas del Mediterráneo y que en vez de rescatar a los refugiados hasta un puerto seguro los va a trasladar de nuevo al gobierno libio. Se necesita una mayor cohesión de los países europeos para que trabajen conjuntamente en una misma dirección con el objetivo de crear una política europea de inmigración y asilo eficaz. Desde aquí os animo a que comentéis, puntualicéis cualquier cosa de este post para enriquecernos todos. ¡Saludos!

Bibliografía consultada:

  • Cerezo Domínguez, Ana Isabel. “El proceso de criminalización y victimización de los desplazados sirios en Europa” en Revista de Victimología, nº 4, 2016, pp. 11-30.
  • Trujillo Figueroa, Nino. “Refugiados/as en Europa. Buenas personas frente a malas políticas”. en Libre Pensamiento, nº 87, verano 2016, pp. 22-28.
  • Pérez González, Carmen. “La respuesta de la Unión Europea a los flujos de personas refugiadas y migrantes. Entre las exigencias de la seguridad y la retórica de los derechos humanos”. en Libre Pensamiento, nº 87, verano 2016, pp. 28-38.
  • Guerra en Siria, ACNUR, 2017 [https://eacnur.org/es/actualidad/publicaciones/6-anos-de-guerra-en-siria]

 

 

Dejar respuesta